Nuevas tecnologías para conseguir datos de los consumidores


Los individuos piden a las empresas soluciones de consumo digital con altos niveles de simplicidad, flexibilidad y libertad. Ahora, la tecnología “exprime” millones de datos para anticiparse a sus necesidades y deseos en tiempo real.

Millones de datos se registran cada segundo, provenientes de transacciones comerciales, consultas en la web y de las redes sociales. A esta montaña de información se suman los caudales de bits que provienen de la Internet de las Cosas y de miles de sensores. Desde hace años, las empresas de tecnologías de la información (TI) apuntan a estas cordilleras de datos, y ahora están cerca de conquistar un inmenso negocio en estas montañas: el análisis de esos registros en tiempo real para proveer información para tomas de decisiones más rápidas e incluso anticiparse a las necesidades y los deseos de los consumidores y a posibles emergencias causadas por el clima.

Más de 20 mil personas analizaron estas oportunidades de negocio entre el 5 y el 7 de mayo en la ciudad estadounidense de Orlando, en el marco de las conferencias Sapphire, organizadas por SAP, la multinacional de origen alemán y el principal proveedor mundial de software de planeación de recursos empresariales (ERP, sigla en inglés).

Los participantes conocieron la estrategia y los lanzamientos de esta compañía, que provee herramientas y plataformas tecnológicas que automatizan procesos en las organizaciones, cuyos análisis de datos optimizan sus trabajadores y profesionales y sus recursos técnicos y financieros.

Contexto

Según la firma de investigaciones McKinsey & Company, las empresas que decidan encarar procesos de transformación digital podrían ver aumentos de hasta 30% en sus ingresos totales.

El comercio y los consumos digitales están hoy omnipresentes y abarcan desde canciones y libros hasta, en algunos casos, la adquisición de bienes de alto valor, como vehículos o viviendas. Acostumbrados a la comodidad de estas herramientas, los consumidores piden a las empresas soluciones de consumo digital que tengan niveles similares de simplicidad, flexibilidad y libertad.

Estos nuevos productos de naturaleza digital incluyen opciones diseñadas para agradar a los individuos e incrementar sus niveles de acceso e interacción con las aplicaciones empresariales.

Reingeniería

Las materias primas del software de SAP y de otras empresas del rubro eran habitualmente los procesos internos y externos de una empresa: la facturación, los recursos humanos, el proceso de producción.

Pero hoy va mucho más allá, porque registran todos los datos que se producen desde la empresa y fuera de ella, como por ejemplo las frecuencias de compras, los diferentes tipos de clientes, los costos, e incluso variables como el clima. La meta es llegar a conocer un cliente a tal punto que la empresa pueda saber sus necesidades al detalle y anticiparse a ellas.

El CEO de SAP, Bill McDermott. anunció que entre los socios de este gigante tecnológico se encuentran Facebook, Google, Disney y la liga de fútbol americano (NHL) de EE.UU. Se trata de compañías que manejan enormes volúmenes de datos y que necesitan usarlos para personalizar la experiencia de cada uno de sus millones de clientes.

La apuesta de SAP para este negocio estratégico es una plataforma de soluciones llamada S/4 Hana, que incluye aplicaciones que permiten analizar grandes volúmenes de datos y prevenir la producción de un bien o la provisión de un servicio ante determinadas situaciones del mercado.

Antes del Big Data, las organizaciones acumulaban millones de datos que no aprovechaban o que los revisaban varios meses después de su registro original. Ahora, ese análisis se realiza en tiempo real, permitiendo que infraestructuras y soluciones de negocio lancen alarmas preventivas sobre posibles sucesos o eventos y así se ahorran costos y se mejoran los tiempos de respuesta.

Internet de las cosas

Bernd Leukert, miembro de la junta directiva de SAP, explicó que esta cuarta generación de la plataforma para la gestión de los procesos de negocio simplifica los modelos de datos, mejora la experiencia del usuario y viene con nuevas configuraciones para que se pueda adaptar a cualquier tipo de entorno.

La edición bajo licencia (“on-premise”) de esta herramienta cubre 25 industrias, mientras que la versión para la nube informática (“cloud computing”) se especializa en líneas de negocio como finanzas, servicios, manufactura, cadenas de suministro y ventas.

La multinacional de origen alemán apunta también a la Internet de las cosas (IoT, sigla en inglés), y anunció una versión de Hana para esta red que conecta máquinas y sensores entre sí, como por ejemplo vehículos conectados y ciudades “inteligentes”. “Queremos que los clientes puedan sacar todo el partido de los datos que generan millones de sensores, conectándolos a cualquier aplicación y al ‘core’ de sus negocios, cerrando el círculo que hasta ahora se mantenía abierto“, expresó Leukert.

SAP quiere aportar esta plataforma en la nube, que pueda nutrirse de cualquier fuente de información, procesarla y convertirla en inteligencia de negocio. El objetivo de la multinacional es que los negocios mejoren impulsados por los datos corporativos: “Queremos que los datos de nuestros clientes dejen de informar sobre el pasado para predecir el futuro”, afirmó McDermott.

La nube en América Latina

¿Cómo se encuentra la región frente a estos procesos? Félix Feddersen, responsable de la operación de SAP en América latina, explicó con entusiasmo que las propuestas de la empresa basadas en la nube crecen a doble dígito en el subcontinente, y más del 40% de los clientes del área ya las adoptaron.“América latina es una de las regiones del mundo de más rápido crecimiento en la adopción de S/4 Hana”, destacó en una conferencia de prensa.

Leonel Graff, máximo responsable de la operación de SAP en el sur latinoamericano (con oficinas en la Argentina, Chile y Perú, y atención sobre Uruguay, Paraguay y Bolivia), explicó que en 2014 les fue “muy bien en términos de objetivos de negocio”.

Este ejecutivo dijo que uno los “retos fuertes” es la existencia de “dos modelos principales de negocio”: uno de venta de licencia, de uso perpetuo y pago de mantenimiento de licencia anual; y otro basado en la computación en la nube, de servicios donde no se paga por licencia sino por servicio. La diferencia es que en el primero la empresa que adopta SAP invierte en almacenamiento y sistemas, mientras que el segundo abona sólo el costo de servicio.

Las ventajas del modelo basado en la nube es la llegada mucho más rápida a la puesta en servicio, además de su sencillez. Por ejemplo, procesos que bajo el modelo tradicional llevaban nueve meses, en la nube requieren sólo entre dos o tres meses, según Graff. Los servicios que se ofrecen en la “cloud” son los más estándares, por ejemplo en recursos humanos, muy similares en todas las compañías,  y los procesos de compras. “En ‘cloud’ estamos creciendo mucho, con cifras de triple dígito”, dijo Graff, mientras que en el modelo tradicional de licencias, esa suba es del alrededor del 10% anual.

¿Cuáles son los principales obstáculos para la adopción de la nube en las empresas latinoamericanas y, especialmente en las argentinas? “Es un tema cultural netamente, porque la parte tecnológica está resuelta”, respondió Graff. Según explicó, hay dos tendencias en la Argentina respecto a la propuesta de SAP basada en la computación en la nube: “los que tenían ‘on premise’ (licencia) empiezan a consumir ‘cloud’, y otras que migran a la nube. Ambas se verifican en todas las industrias, y en mineras y telecomunicaciones”. En la Argentina y Chile, según Graff, el modelo de la nube “se está adoptando muy rápido, porque son mercados más maduros en soluciones ‘on premise’, que buscan optimización de sus sistemas”.

Deja un comentario