Multigeneraciones en las empresas


Dentro de las empresas, suele existir una diversidad de generaciones. Aprovechando las diferentes características de cada una, pueden ser de grande impacto para el desarrollo del negocio.

Las generaciones se dividen por etapas dependiendo de la época de nacimiento de las personas. La educación, los valores, la cultura, las creencias, los avances tecnológicos, así como el desarrollo de guerras y revoluciones, son factores que definen la esencia de cada una.

Hoy en día es normal ver dentro de una empresa coexistir a tres generaciones distintas. La firma PREMO enumera las principales características de algunas para poder identificarlas.

– Baby boomer: conocida como la generación del silencio. Nacieron en los años de 1943 a 1960, años en los que se presentó la Segunda Guerra Mundial, y a pesar de que América Latina en general no tuvo una participación tan activa, sí fue afectada. Estas personas, a pesar de su gran rebeldía, profesionalmente son muy fieles, tradicionales y estructurados. Este sector tiene la capacidad de resolver problemas complejos con recursos limitados por las múltiples crisis que vivieron.

– Generación “X”: nacieron entre los años de 1961 y 1981, en los cuales se dieron importantes avances tecnológicos y sucesos claves como la caída del muro de Berlín. Como dato importante, en México representan el 25% de la población. Suelen ser personas equilibradas que disfrutan de la lectura y la compañía. Viven para trabajar y gustan de los retos y desafíos. Son muy concisos y están orientados a dar resultados. Su ambiente ideal de trabajo es el informal.

– Generación “Y” o Millennials: Son egocéntricos, emprendedores e inestables. Nacieron entre 1981 y 2000 en una época de prosperidad económica, por lo que están muy bien preparados académicamente. En comparación con las generaciones anteriores, no hay empleo bien pagado para ellos. En México representan una cuarta parte de la población, proporcionan dinamismo, ideas frescas e innovación a las empresas, por lo que buscan ser incluidos en la toma de decisiones importantes. Nada los retiene, si no encuentran lo que buscan en un empleo, lo cambian.

El secreto para que una empresa o negocio funcione con equipos multigeneracionales es permitir que las personas se complementen para que aporten lo mejor de sí mismas y así contribuyan a formar una cultura empresarial que permita trabajar con productividad.

Deja un comentario