La agilidad como clave para las empresas actuales


Ante la incertidumbre crónica que padece el mercado actual, la agilidad es un arma competitiva extraordinariamente eficaz que puede ser esgrimida hábilmente por empresas de todo tipo y tamaño.

Los líderes efectivos desarrollan una visión del futuro, crean y venden la estrategia. De esta manera, llevan adelante empresas ágiles, una de las características claves que todo negocio actual requiere para alcanzar el éxito. Compañías que pueden anticipar el cambio, reaccionar más aceleradamente que sus competidoras y adaptar sus estrategias y procesos frente a eventos conmocionantes. Así son las empresas realmente ágiles, según un estudio elaborado por Accenture.

Un tema dominante en las conclusiones de la investigación es la importancia de la conducción efectiva para crear y activar una empresa ágil. Un 52% de los encuestados concuerda en que construir el equipo de conducción adecuado es esencial para promover la agilidad.

Además, el estudio destaca los “tres pilares de la conducción”:

  • Visión y estrategia: La función generadora de ideas que marca rumbos que definen a la organización y sus metas de largo plazo.
  • La relación entre líderes y seguidores: Cómo aprovechan los líderes la energía y los talentos de los demás, encontrando la gente adecuada, obteniendo su apoyo, creando y motivando equipos, y resolviendo conflictos.
  • Lograr resultados: Crear sistemas y estructuras por medio de las cuales se pueden implementar estrategias y alcanzar metas.

Los líderes efectivos desarrollan una visión del futuro, crean y venden la estrategia y persuaden a los demás en la organización de trabajar para lograrla. Quienes, según el estudio, tienen el más alto desempeño se destacan de varias maneras en lo que se refiere a enfrentar un futuro incierto y desarrollar una estrategia de largo plazo construida para el cambio.

Por un muy amplio margen, 58% a 19%, quienes muestran el más alto desempeño son más proclives que quienes tienen bajo desempeño a sentirse preparados para enfrentar la incertidumbre. También por amplio margen, 43% a 29%, quienes tienen alto desempeño tienden a ver la incertidumbre como amenaza potencial y como oportunidad potencial.

Otra conclusión que se destaca en el trabajo de Accenture sobre la agilidad es que las necesidades y urgencias de corto plazo impiden a muchas compañías pensar en el futuro. Cuando se pidió que nombraran las causas principales de sentirse mal preparado para manejar la incertidumbre, la principal razón señalada fue “demasiada concentración en requerimientos inmediatos de los negocios y reducción de costos”.

Esto es parte del daño colateral para la compañía que enfrenta volatilidad del mercado e incertidumbre del sector: reaccionar demasiado a los eventos inmediatos y sentirse forzado a apagar incendios en vez de pensar en el largo plazo. Los líderes de las compañías de más alto desempeño son capaces de asumir ambos puntos de vista: conducir efectivamente ahora sin dejar de ver el camino por delante. La mitad de quienes tienen alto desempeño, comparado con sólo un cuarto (25%) de los de bajo desempeño, dicen que su conducción está preparada para el cambio porque regularmente analizan tendencias y posibilidades emergentes.

Éstas son sólo algunas de las características que, según Accenture, distinguen a las empresas ágiles de aquellas que no lo son. Una diferencia que en la vertiginosa vida corporativa actual puede ser decisiva en los negocios.

Deja un comentario