Juego de grandes: se expande la banca peruana


En Perú, grandes grupos financieros elevaron su participación de mercado en regiones y están despojando a las cajas municipales de sus nichos.

Por Nicolás Castillo

El año pasado, el estudio “Valor estratégico de marcas” de la consultora Arellano Marketing reveló un dato interesante sobre el sistema financiero. Las marcas Caja NorPerú y Crear de instituciones de microfinanzas, que dejaron de existir hace más de 7 años, aún se mantenían en la mente de los usuarios.

Sin ir muy lejos, en la última década, aunque la banca mantenía el liderazgo de los créditos en el interior del país con cuotas superiores al 60%, las cajas municipales, las cajas rurales y las Edpymes eran las líderes en sus regiones o estaban entre las primeras del ranking.

En el 2004, en la región La Libertad, la Caja Rural NorPerú ocupaba la quinta posición en colocaciones y la Caja Municipal de Trujillo era la tercera. Asimismo, en Junín, la Caja Municipal de Huancayo era la primera y tenía en dominio un tercio del mercado.

Si bien en la mayoría de las regiones del país los bancos grandes, por lo general, encabezaban la lista de la tabla, entre los cinco primeros puestos había una y hasta tres instituciones de microfinanzas de la región.

Con el desarrollo de la economía nacional, los bancos del sistema financiero cambiaron de estrategia y se dirigieron a nuevas plazas y nichos para aprovechar la bonanza. En el ruedo, algunas de las cajas municipales ganaron batallas y otras se metieron en guerras de las que salieron muy lastimadas.

Entre el 2004 y el 2014, la actividad económica creció en promedio 6%. En ese período, en los 10 principales departamentos que concentran el 40% del PBI y el 20% del crédito del sistema financiero, el número promedio de jugadores aumentó de 12 a 25 –el máximo ascendió a 38 en Arequipa–, el de oficinas pasó de 1.096 a 3.826 y el de agentes corresponsales ascendió a 50.293.

“El negocio en provincias ha cambiado mucho para la banca en los últimos 10 años”, dice Alfredo Gallardo, gerente Territorio Norte del BBVA Continental.  A decir de Gallardo, en la última década, en el interior del país, la banca ha pasado de atender a sólo dos segmentos [banca empresas y banca personal] a dirigirse a “muchos nuevos” como el de las compañías de pequeña envergadura y de altos márgenes de ganancia, conocidas hoy bajo la etiqueta de banca de negocios o Pymes.

Según Gallardo, el nuevo giro de los bancos respondió a las características de desarrollo en las regiones, en las que erupcionó el consumo privado, debido al pleno empleo en que operaban algunas plazas, y estalló el emprendimiento empresarial con la aparición de compañías familiares, Pymes y la formalización de negocios personales de muchos años.

Adicionalmente, fue clave el impacto de los grandes proyectos de infraestructura –como Chavimochic, en La Libertad– y el ‘boom’ de la minería.

Así, el nuevo rumbo seguido por los bancos los ha hecho mantener el liderazgo. A enero del 2015, en las 10 principales regiones, éstos son los reyes en seis de los siete productos de crédito que ofrece el sistema financiero.

banca crece Perú

A grandes rasgos, en la actualidad, la banca domina la oferta de créditos corporativos a las grandes empresas, medianas empresas, consumo e hipotecario, aunque los dos primeros préstamos son poco significativos dentro de su cartera regional. También, reinan el financiamiento a la pequeña empresa en seis ciudades y son segundos en las otras cuatro, habiendo despojado a las cajas municipales de su histórico protagonismo en este sector.

Deja un comentario