Innovación móvil: soluciones de pago sin contacto


La tecnología sin contacto ha ganado fuerza en los nuevos ecosistemas digitales, pero esta evolución es aún más notoria en el campo de los pagos móviles. Los beneficios de un medio de pago más rápido, ¿y más seguro?

Esta tecnología sin contacto ofrece una nueva y segura forma de pagar. Los pagos móviles sin contacto se basan en la identificación por radiofrecuencia, lo que hace posible hacer una transacción con sólo aproximar el dispositivo a la base de cobro.

De acuerdo con estimaciones globales de Juniper Research, en 2018 se utilizarán 1.9 mil millones de tarjetas para pagos sin contacto. Sin embargo, el potencial de los teléfonos móviles para la realización de transferencias financieras es mucho más amplio.

Según estadísticas de First Data, el recuento mundial de cuentas activas de tarjeta de débito y crédito es de 1.3 mil millones, mientras que el total de cuentas de celular activas es de 7.3 mil millones, de los cuales 2 mil millones son smartphones (Unión Internacional de Comunicaciones). En Argentina, un estudio de Ipsos reveló que el 36% de los usuarios de Internet usan medios de pago y seguimiento online, un primer paso en el despegue de los pagos con teléfono celular.

En noviembre de 2012, la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) aprobó el uso de Near Field Communication (NFC – Comunicación de Campo Cercano) en el país y habilitó el uso de dispositivos móviles para la realización de transacciones. Deloitte predice que para fines de 2015, el 5% de la base de 600-650 millones de equipos con NFC, serán usados al menos una vez al mes para hacer pagos sin contacto. La adopción de nicho tendrá una progresión importante en comparación a años anteriores.

Todos son recompensados

Los beneficios de los pagos móviles para los usuarios se ven reflejados en la rapidez y ahorro de tiempo en sus compras, ya sea durante la transacción o en el hecho de evitar las largas filas para pagar. Según estudios de Gemalto, especialista en seguridad digital a nivel mundial, las transacciones sin contacto son hasta 15% más rápidas que los pagos en efectivo.

Además, este tipo de transacciones son también más seguras, ya que los clientes no deben cargar con el dinero en efectivo. Los pagos sin contacto simplemente hacen las compras diarias más eficientes, sencillas y placenteras para los consumidores.

Aceptación y confianza: claves del éxito

Cuando se introduce una nueva tecnología, es común que los consumidores se sientan inseguros en el uso de las mismas, por eso en este proceso es de vital importancia contar con empresas que desarrollen soluciones seguras. Por la misma razón, ayuda a las empresas tener una buena comunicación con los clientes, donde se les haga saber que los pagos sin contacto son tan seguros como los tradicionales, sólo que con una nueva característica añadida de innovación y vanguardia que suman miles de beneficios.

La tecnología sin contacto está llegando a nuevos mercados, con una mayor presencia, ofreciendo una experiencia innovadora. Los métodos tradicionales aparecen, cada vez menos, como una solución óptima por la necesidad de velocidad y comodidad que prima hoy en día entre los consumidores.

Deja un comentario