Corresponsalías bancarias: beneficios y riesgos de una tendencia en auge


Las operaciones bancarias mediante corresponsales van al alza, al igual que el número de fraudes vinculados a estas figuras . Por ello, hay que tomar precauciones especiales para cuidar datos personales y carteras.

Por Everardo Martínez

La mayor bancarización y la adhesión de las nuevas generaciones ha llevado a la expansión de las formas de pago alternativas, de las sucursales a los corresponsales. Sin embargo, esto implica perfeccionar las medidas de seguridad personales de los clientes o los resultados pueden ser costosos.

La aceptación del público mexicano de esta figura ha llevado a un aumento de 23.3 por ciento anual en las operaciones realizadas en abril pasado, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. En el cuarto mes, se efectuaron 13 millones 375 mil 283 transacciones en supermercados, tiendas de conveniencia, restaurantes, etcétera, por 19 mil 983.9 millones de pesos.

Gianco Abúndiz, consultor de finanzas personales postula que ese avance es consecuencia de que las nuevas generaciones están aumentando las operaciones, aprovechando los avances de la tecnología y la expansión de los bancos desde las tradicionales sucursales a canales alternativos.

“Pagar con plásticos en establecimientos comerciales es la nueva tendencia, sin embargo, esa facilidad de hacerlo en cualquier lado ha vuelto a los usuarios de servicios financieros perezosos y más vulnerables a los fraudes”, expuso. Los clientes están expuestos a robo o extravío de los plásticos, clonación de la banda magnética, transferencias electrónicas no reconocidas y robo de identidad o falsificación de datos personales.

Mario di Costanzo, presidente de la Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros), declaró que las quejas que les han llegado tanto a bancos como a la comisión provenientes de usuarios que utilizaron los servicios de corresponsales aumentó 37.5 por ciento anual y llegaron a 23 mil 73, a 2014.  Además, explicó que el 90 por ciento de las quejas se refieren a pagos o depósitos de servicios, productos o cuentas bancarias no aplicados.

“Algo que muchas personas desconocen es que en caso de controversias, deben quejarse en la Condusef porque los corresponsales actúan a nombre y cuenta de los bancos”, finalizó. Datos de esta institución señalan que las reclamaciones imputables a un fraude se concentran en dos terceras partes por el uso de terminales punto de venta, a más de un millón 800 mil reclamos en 2014.

Héctor Valencia, académico de la Escuela Bancaria y Comercial, dijo que entre los beneficios de estos nuevos medios están la facilidad para realizar transacciones, retiros o depósitos al cubrir a más personas que sólo las sucursales, pero para los comisionistas bancarios implica perfeccionar la cultura y la educación financiera. Consideró que soltar el plástico y dárselo a un operador siempre representará un riesgo por las experiencias de clonación de tarjetas y robo de identidad.

Deja un comentario